PAGINA ZERO Nº 2, Revista de Poesía

Documents

efrain-espinoza
of 32
Description
Editado por la Asociación Zero´s Publisher de Ibiza
Text
2 IBIZA página Zero REVISTA DE POESÍA MARZO 2011 DIBUJO DE ARTURO REYES Comentario: Arguedas se volvería a dar otro tiro en la frente País invitado: Colombia, Grupo Poesía sin fronteras Poesía desde Ibiza, Palma, Milano, Québec, Quito ASOCIACIÓN ZERO´S PUBLISHER DE EIVISSA NUEVAS PUBLICACIONES PORTADA Título de la obra: La estatura del Hombre traspasando Charcoal, 100 x 70 cm. Catálogo personal de Arturo Reyes La estatura del hombre traspasando. Aqua se puede observar como el espacio Cartesiano es transformado metafóricamente por el choque que causa el movimiento de las figuras en el plano. El dibujo de Leonardo representa el Renacimiento, el movimiento vertical y horizontal representan la versión Cartesiana de la geometría Euclidiana. El resultado es poliangular en cuanto que las figuras iniciales, tanto en el plano vertical como en el horizontal, en el choque topográfico se convierten en otras con atributos modernos, pero al mismo tiempo éstos emanando de los anteriores tanto en localización como en significado. Las referencias geométricas deferentes lo son al mismo tiempo de significado histórico, creando de ese modo la poliangularidad metafórica que solo es aplicable al espacio estético de la obra de Arturo Reyes. Por ALBERTO JAR Profesor de Filosofía Contemporánea en el Centro para Estudios Avanzados de las Artes Visuales, Universidad de Wisconsin, USA. “Al hablar de la obra plástica de Arturo Reyes lo primero que sorprende es su magnitud. Arturo Reyes es muy prolijo, podríamos decir aquí que la máxima de Picasso “Yo no busco, encuentro” en Arturo Reyes se cumple cabalmente, porque Arturo Reyes cada vez que toma el pincel o el lapiz, la pluma o el carbón es para encontrar los aspectos escondidos de la realidad que son invisibles para el resto de nosotros. Porque su obra abre, destaja el cuerpo de la realidad, devela y revela, corre velos que para muchos ni siquiera caemos en la cuenta de que se trata de palimsestos virtuales.” Presentación En esta segunda edición de Página Zero se han hecho esfuerzos por presentar una variada lista de poetas de diferentes países, quienes a través de la red han mantenido desde hace algún tiempo más de un vínculo de creación y simpatía por el trabajo literario que se realiza en Ibiza. Esta segunda edición surge cuando en la isla se está celebrando el IV Encuentro Internacional de Literatura Ibiza Puerto Mediterráneo del Libro, y al mismo tiempo cuando la Asociación Zero´s Publisher ha podido culminar la publicación de algunos de los poemarios de poetas que se unieron a la celebración del año hernandiano, y que han espera do hasta los primeros meses del 2011 para estar listos a que sus publicaciones sean presentadas al público. Los libros de Eva Vallespir y Gereon Janzing se han DIBUJO: SANTIAGO RADO culminado y se espera de su presentación, de igual manera el libro de Efrain Espinoza, cuyo evento está previsto a realizarse en el mes de mayo en Madrid. Al quehacer editorial de Zero´s Publisher se ha unido la publicación del libro “Desde otra orilla” de los poetas ecuatorianos George Perdomo y Estrella Celeste Perdomo, ambos residentes en Palma de Mallorca. Ocupa un importante sección de la revista, la colección del grupo Poesía sin fronteras, que desde Colombia han enviado sus trabajos. Los autores son: José Luis Granados, Lilia Gutiérrez Riveros, María Clara González, Agusto Pinilla, Pator Polaina, Alonso Quintín Gutiérrez, Nora Puccini, Pedro Manuel Rincón y Graciela Rincón Martínez. A esta lista se unen dos voces mexicanas. Arturo Reyes y Alixia Mexa y la importante contribución del actor ecuatoriano Bolívar Flores. Se agradece igualmente la contribución de Jorge Ojeda, desde Italia y Cecilia Zeballos, desde Canadá. La revista cuenta con una final reflexión sobre el aporte del peruano José María Arguedas a la creación del imaginario andino. Muchas contribuciones enviadas por nuestros lectores se han quedado en carpeta para la siguiente publicación. En esta segunda edición, agradecemos por la acogida de Pagína Zero, que se celebró en el mes de diciembre en la librería Babel de Palma de Mallorca. SUMARIO Poesía de prolegómeno. Poeta escogido.Ecuador JULIO PAZOS BARRERA. Poema Autoestima Pág. 2 ¿ Irreverencia o reflexión ? ARTURO PRADO LIMA ¿Cómo acercarnos a Dios a través de un orgasmo? Pág. 3 Poesía desde Ibiza / Eivissa EVA VALLESPIR SOPENA Pág. 5 GEREON JANZING Pág. 6 Poesía desde Palma de Mallorca GEORGE PERDOMO Pág. 8 ESTRELLA CELESTE PERDOMO Pág. 8 Poesía desde Québec, Canadá CECILIA ZEVALLOS PETRONI Pág. 9 Poesía desde México ARTURO REYES Pág. 10 ALIXIA MEXA Pág. 11 Poesía desde Milán, Italia JORGE OJEDA Pág. 12 Poesía desde Ecuador JULIA ERAZO Pág. 13 BOLIVAR FLORES Pág. 14 - 15 Poesía Sin Fronteras, Colombia JOSÉ LUIS DIAZ - GRANADOS Pág. 16 LILIA GUTIERREZ RIVEROS Pág. 17 MARIA CLARA GONZÁLEZ Pág. 18 AGUSTO PINILLA Pág. 19 PASTOR POLANÍA Pág. 20 ALONSO QUINTÍN GUTIÉRREZ Pág. 21 NORA PUCCINI Pág. 22 PEDRO MANUEL RINCÓN PABON Pág. 23 GRACIELA RINCÓN MARTÍNEZ Pág. 24 Comentario sobre el aporte de la obra de Arguedas EFRAÍN ESPINOZA FALCONI Pág. 25 - 28 1 Poesía de prolegómeno. Poeta escogido desde Ecuador JULIO PAZOS BARRERA Autoestima Escritor sin ángel de la guarda. Degradado, autoafamado, subdesarrollado. Escritorino colega del gallinazo. Sentimental. Apto para cualquier encargo. Escritor sin obra, sin amada, sin editorial, sin alma gemela, sin lector, sin periodista. Escritor sin retrato al óleo, sin fotografía, sin partidarios. Sin contrato, sin premio, sin el aprecio de los conciudadanos. Sin columna dominical, sin pan de San Antonio, sin carnet profesional. Escritor lívido, vela junto al féretro marginal, sin derecho al parte de la boda, sin membresía, sin condecoración edilicia. Sin infancia, sin motocicleta, sin visa, sin rebaño, sin clase de cívica, sin seguro dental, sin carta de recomendación. Escritor sin poemas en antologías, sin entrada en diccionarios, sin caricatura, sin invitaciones a los clubes de lectura. Escritorzuelo ausente en la página web. Escritor de segunda, de adorno, de dudosa procedencia. JULIO PAZOS BARRERA, nace en Baños de Agua Santa, en 1.944. En 1.980 obtiene el Premio Nacional de Literatura con su poemario La ciudad de las visiones. Se adjudica el premio Casa de las Américas, en 1.982, con el poemario ‘Levantamiento del país con textos libres’. La CCE publica su Poesía reunida. OBRAS: 1.963 Plegaria Azul, 1.971 Ocupaciones del Buscador ,(poesía). 1.977 Entre las sombras las iluminaciones (poesía) 1.980 La ciudad de las visiones ,(poesía) 1982 Levantamiento del país con textos libres (poesía) Premio “Casa de las Américas”, La Habana (Cuba) 1984 Oficios (poesía) 1988 Mujeres (poesía) 1993 Constancias (poesía) Levantamiento del país con textos libres: Poesía De la cotidianidad: comida, sabores, plantas, aves, como vehículo para recuperar la autoconciencia de un ser nacional. Fuente: Los Primeros Cien, Colección Antares, Editorial Libresa, Quito, 1.994. 2 ¿ Irreverencia o reflexión ? ARTURO PRADO LIMA ¿Cómo acercarnos a Dios a través de un orgasmo? Dice García Márquez que lo malo del matrimonio es que se termina todas las noches después de hacer el amor y hay que reconstruirlo al otro día con el desayuno. Este es precisamente un acto instintivo que no puede acercar a nadie al momento supremo de la creación. Le he escuchado a Eduardo Galeano decir que siente una profunda tristeza por Jesucristo, porque es el único Dios en el mundo que no conoce la experiencia sexual. Lo que el escritor uruguayo omite es que Jesucristo fue fecundado por el Espíritu Santo. De allí su inmortalidad, pues todo lo que es engendrado a través del sexo muere. Es su condición natural. En el mismo momento de ser engendrado empieza a morir. La muerte no está, como se cree, al final de la vida. Está a lo largo del camino. Nosotros somo hijos del sexo. Cada célula de nuestro cuerpo es sexual. Sólo Jesucristo no es hijo del sexo. De allí que no tendría, pienso, necesidad de sexo. Habría trascendido esa condición humana, de la misma manera que ha escapado a la muerte. Según la mitología cristiana, ha resucitado en cuerpo y alma al tercer día. Así que Eduardo Galeano no debería sentir pena. Pena habría que sentir por nosotros, los mortales, que acabamos con el amor después de hacer el amor y, seguramente, no todo el mundo será capas de recomponerlo al otro día con el desayuno, como lo sugiere García Márquez. La mayoría termina viviendo su infierno conyugal sin esperanza alguna. Para llegar a Dios, se han inventado muchas religiones. Muchos métodos. Muchas ideologías. Ninguna de ellas, con excepción del Tao, ha utilizado el sexo como método para acercarse a Dios, para vislumbrar su presencia. Es más, para ser consciente de que es parte de ese Dios lejano y muchas veces perverso que nos han presentado los cristianos para salvarnos del infierno, donde, precisamente, uno de los pecados fundamentales es el sexo por fuera del matrimonio. Sus sacerdotes están obligados a practicar el celibato. De allí la gran cantidad de pederastas religiosos en el mundo. Sus sacerdotes están obligados a no practicar el sexo siendo ciento por ciento sexuales. A diferencia de Jesús, ellos han sido engendrados en un acto sexual, y eso los hace sexuales irremediablemente. Los hace mortales. Pero están obligados a la abstinencia total. Tanto García Márquez como Eduardo Galeano están muy lejos del misticismo o lo sagrado del acto sexual. El uno con su pena y el otro con su reconstrucción en el día después. Veamos. Los pocos segundos que dura un orgasmo es la plenitud del ser humano. En ese momento, el hombre y la mujer son lanzados fuera de la mente. En ese instante no existe el mundo, los problemas. En ese instante la mujer y el hombre se funden en uno solo y es el momento de la comunión con la eternidad. Sólo en ese momento los seres humanos son capaces de crear vida. Sólo en ese momento fugaz los seres humanos se parecen a Dios. Ser consciente de ello es otra cosa. Por lo general, la mujer está pensando en un embarazo. El hombre en otras cosas muy distintas a la creación y al amor. Por eso, después de hacer el amor el amor termina. Es la lógica de los tiempos. La criminalización del sexo por parte de algunas religiones no contribuye en nada a tomar consciencia de este acercamiento a la posibilidad de la creación. Un orgasmo vivido en perspectiva creadora de vida es la posibilidad más inmediata al paraíso que nos narra la biblia y no al apocalipsis destructivo. Otra cosa son las condiciones materiales, políticas y culturales de la población, de la pareja, del individuo. Las políticas de natalidad, los forcejeos de la mente frente a este espectacular fenómeno de la vida cotidiana. El instante que desaparezcan los labios y solo queden los besos. El momnto en que desaparezcan los ojos y solo quede la mirada. El momento en que desaparezcan los sexos y solo quede el orgasmo, infinito, eterno, sólo en ese momento la condición humana se eleva a la categoría de Dios y una nueva vida es posible.Un nuevo ser humano ha sido creado. Y una vida tiene mil posibilidades. Miles de caminos. El sexo practicado en medio de la selva de leyes como las de aborto, de control poblacional; las tentativas de detener los embarazos prematuros e irresponsables no permiten, no permitirán acercarse al poder de creación del hombre y la mujer de una manera consciente. Y es una lástima. Habría que dedicar varios espacios como este para reflexionar sobre estos temas. Por ahora, a lo que me refiero es a la conciencia de un acto sexual. Todo lo que esté por fuera de la consciencia no podrá experimentar esta plegaria a la eternidad que es el instante supremo de la existencia humana: el orgasmo que además de sacurdinos los huesos, la carne, el corazón y el alma, nos convierte en dioses creadores de vida humana. Vaya maravilla. ARTURO PRADO LIMA. Periodista y escritor colombiano residente en Madrid, España. He ejercido el periodismo para televisión en Colombia, Noticias RCN. TV. Noticiero Nacional, 90 Minutos, de Telepacífico, etc. Periodicos, Diario del Sur, El Páis, de Cali, La industria, del Perú, Punto de Vista, de Ecuador. He sido fundador y cofundador de revistas en Colombia, Ecuador, España y Alemania. He publicado 3 libros de poesía, una novela y el 18 de abril de 2010 salió mi primer libro de relatos en España: El oficio de ser invisible. 3 PRESENTACIONES DE LIBROS EN ESTA REVISTA Ediciones: ASOCIACIÓN ZERO´S PUBLISHER - EIVISSA Desde otra orilla Autores: George Perdomo Estrella Celeste Perdomo Depósito Legal I-194-2010 Portada Antonio Vidas 101 páginas PAÍS INVITADO COLOMBIA GRUPO POESÍA SIN FRONTERAS Alfonso Gutiérrez Rivero Tiempos adversos Autor: Eva Vallespir Sopena Depósito Legal I-11-2010 Portada Mario Stafforini 95 páginas Graciela Rincón Un brujo, un ajo, un melocotón Autor: Gereon Janzing Depósito Legal I-11-2010 Portada Mario Stafforini 81 páginas José Luis Diaz Granados Desde mi llaüd Autor: Efrain Espinoza Falconi Depósito Legal I-11-2010 Portada Mario Stafforini 74 páginas Lilia Gutierrez Rivero Maria Clara González Pedro Manuel Rincón Pastor Polanía 4 Poesía desde Ibiza / Eivissa EVA VALLESPIR SOPENA despertando amaneceres acariciando tu cielo, tu arena, tus besos y en tu mar naufragar hasta contar las mil estrellas fosilizarme en tu sal despertar en ti… impulsos, alegrías vibrar sonrisas, grabarte en mi arena fosilizarme en tu sal **** Sueño despierta tus manos vivo dormida tus besos sonambuleando por mis dudas respiro un otoño lento hojas secas del olvido se desprenden de mi cuerpo suspendidas en ese vacío que transportan los recuerdos y, hoy, mi noche es aun más negra y sus vientos son más gélidos hoy, soy poseída por esas fuerzas que transforman mis anhelos son esas mareas cambiantes de mi luna y de su fuego en zozobra el alma errante embriagado el pensamiento Despertar en tí Despertar en tí impulsos, alegrías vibrar sonrisas besos teñidos de mar dibujar caracolas en tu pecho anclar mi puerto a tu playa para no naufragar y respirar las mañanas desde tu proa timonear en tus risas danzando con el viento navegar por tu corazón aguas mansas y turquesas zambullirme en ti para después flotar en tu brisa al compás de tus olas grabarte en mi arena fosilizarme en tu sal Contagiando alegrías que respiran suspendidas en instantes pasajeros repletos de sentimientos que auguran sinfonías teñidas de poesía, anhelantes de deseo salpicadas de felicidad que sonríen en las curvas de tu pelo y dibujan con las horas, sus rizos en el viento COMENTARIO del libro: Tiempos adversos La niña se despierta atraída por la intensa luz del sol y recuerda que también al acostarse lo había hecho con la intensidad de una luz, seguramente fue alguna de aquellas lunas que se quedan suspendidas únicamente en la retina. Entonces piensa que la vida es una cadena de ‘amaneceres perpetuos’. Todos los amaneceres tienen las luces de todos los colores, y piensa también que la naturaleza es un hogar para que los versos puedan procrearse sanos, altivos, esperanzadores y muy naturales, es decir, con mucha luz. Pero la niña crece y descubre que la luz - cualquiera que sea - vine siempre acompañada de una sombra, es inevitable, y ahora siente en su poesía a todas las caras de todos los humanos actuando en un teatro, al que le ha bautizado como: “Tiempos adversos”. Tal vez porque la celosa intimidad de su alma añora la vida de ‘amaneceres perpetuos’. Su voz madura, sus sueños se sienten enfrentados a nuevas realidades, a nuevos mundos, su metabolismo, su cuerpo se vuelve también en un templo de los deseos y todos estos actos se plasman en los versos actuados en Tiempos Adversos. Su posición es firme: La injusticia no es justa, parece redundar cada vez que la esperanza o su hermosa ingenuidad intentan arreglar los mundos en dónde la paz y los sueños se sienten amenazados. ”En borracha sobriedad”, intento decir “desde mi voz /al sordo mundo”, dicen sus versos, quienes siempre regresan al intenso reclamo por la naturaleza “La lluvia no cesa en el cristal augura limpiar el mundo arrastrar a su paso injusticias enterrar odios y malicia” Eva Vallespir entonces nos muestra en esta entrega unos versos “con flores blancas en mi ventana”. En su ventana, en la que cada mañana abre sus ojos para decirle a una naturaleza isleña, a la que ama, que ella está triste, o está alegre, o se derrama en deseos, o quiere la vida, o la soledad, o quiere simplemente cruzar sus brazos y mirar como el sol recorre su cuerpo y va dejando una sombra solidaria en todas las direcciones, para que posteriormente venga la luna, vengan las estrellas, o vengan los deseos a continuar creando un tiempo en el que la esperanza sea la principal luz, ahora: En estos Tiempos Adversos. Y una vez que ese revolución interior termine en su templo, afirmar que: “la esencia de vivir amando no la arranca ni la tormenta más espesa ni los truenos ni los relámpagos” Efrain Espinoza Falconi EVA VALLESPIR SOPENA, poeta afincada en Ibiza. Ha musicalizado varios de sus poemas, con la colaboración de DJ. y productor Domi Pastor, creando atmósferas sonoras relajantes y sugerentes (chillout). Su poesía es sencilla, íntima, directa, social, y comprometida con el planeta. 5 Poesía desde Ibiza / Eivissa GEREON JANZING La vida es un destornillador Esta frase es la base Filósofos debaten sin humor La vida y el destornillador “Agarrada en la nada La vida es la chispa irreal La cuenta de un régimen mundial Es la ira cuando gira La vida es la tuerca de razón La red de enroscar la ilusión” Teorías tan vacías Imágenes del destornillador Y eso por mi frase de humor Esa gente con su mente Debate cada cosa con fervor Sin ni usar un destornillador Deseo Huir de la cena Merece la pena La noche me quiere hablar Huir de mi cuna Bailar con la luna Al ritmo de olas y mar Cantar en voz baja De una tan maja Que no la olvido jamás Cantar en voz alta La frase que falta Por siglos y siglos atrás Buscar con cariño La vista del niño Que llega del monte al mar Buscar con la lupa La casa okupa En donde crear mi hogar Perderme yo mismo En cada abismo En máscaras para disfraz Cumplir mi deseo La vez que te veo A ti, mi estrella fugaz Nuestro campo Mira, mira este prado En su verde aclarado Qué bonito y qué vivo el verdor Mira, mira estas flores En su gama de colores Y nosotros con sensores - y amor Y detrás de cada hoja Hay la fértil tierra roja Un enano escondido y fugaz Bebe una mariposa En las flores de la rosa Entre mucha celulosa - y en paz Pájaros nos dan señales Tierra para animales Cabra, gallo y gallina y lombriz Ay qué suerte prohibida Nuestra tierra prometida Yo el rubio de la vida - muy feliz. Filósofos debaten En las clases de las frases Filósofos debaten con fervor Pues diles una frase con humor Un tornillo tan sencillo Con rosca que está alrededor La vida es un destornillador Hasta cerca de la tuerca Adentro, darle vueltas con vigor COMENTARIO del libro: Un brujo, un ajo y un melocotón Una capacidad poética deslumbrante Ciertas obras permanecen ancladas en el presente, como la esencia de las mandarinas en el aire una vez peladas. Gereón, nuestro querido amigo Jerry, aúna una capacidad poética deslumbrante y, gracias a sus habilidades lingüísticas, accede a un público cosmopolita al brindarnos sus tesoros en 13 idiomas. Sumérjanse en la astuta combinación bio- gráfica, artística e irónica de este poeta alemán transformado en ibicenco redomado. Disfruten del humor que se oculta tras las tildes y reconozcan la maravillosa colección de poesías que tienen entre sus manos. Amanda Pi Cunningha GEREON JANZING, nace y crece en diversas partes bonitas de Alemania y encuentra su hogar en la mágica isla de Ibiza / Eivissa. 6 Poesía desde Palma de Mallorca GEORGE PERDOMO A Muisne En el mar eres jardín hospitalaria y radiante. Como flor serías jazmín como piedra diamante. Como instrumento violín una estrella rutilante en los cielos serafín tierra de ensueño y arte la vida lejos de Muisne es sólo para evocarle. Mi deleite es recordar los bellos atardeceres. El aroma del palmar el candor de sus mujeres. La blonda espuma del mar la brisa que el aire mueve la riqueza del manglar los plácidos amaneceres de ese clima tropical. Desde que el ocaso mancha el cielo con sus fulgores desde la serena playa se escucha a los tenores entonar viejas canciones para sus nuevos amores. Donde las flores nacen ufriré cuando ya no me abraces asomado en el balcón del silencio en el valle donde las flores lloraré recordando tus besos. Guardaré las frases más hermosas de los poemas que escribí para ti. Serás la bella mariposa que posó en la rosa adornando el jardín. La nostalgia será mi compañera celosa guardia de mis recuerdos y el pensamiento en su loca quimera dibujará con mis labios tu cuerpo. Impregnaré mis lágrimas en la almohada en las noches de estrellada esfera sentiré heladas las madrugadas huérfano de ilusión sin compañera. Imploraré de hinojos al redentor me ilumine para escribir la historia de la dicha que me brindó el amor y serás protagonista en mis memorias. S COMENTARIO del libro: Desde otra orilla George Perdomo, es el ogro enamorado que habita entre nubes de nostalgia con sabor a cereza, contemplador del infinito del hombre entre que ”valiéndonos de hipnosis sueños/navegar en océanos de retorno”, defina a esos “tres tenores en cielos sempiternos” como la ópera universal de convivencia de amor, aunque a veces una negativa desdoble esos cimientos instintivos cuando “Pesa toneladas levantar la cabeza, /de Dios me sentía abandonado”, porque como el amor es pobre/el interés puede más”. Un juego humorístico y primaveral, es su campeonato con las flores cuando” las adelfas charlaban/con unas flores amigas,/mientras recogían las bolas/las laboriosas hormigas”, lo define como algo genuino, casi infantil, como sello único del poeta. Qué difícil es para el pensamiento, aquel que tiene talle de hebra, con toneladas de pesar, cuando desde los puertos de la frente no puede escapar porque: ”portó mucho equipaje”. Misterioso es a veces este bardo en la línea esotérica que ve su alma volver al cuerpo entre la comunión de Dios con el hombre, prepara para él los cantos y los designios. Siempre he confesado mi gusto por ese poema suyo llamado LOS VAGONES DE LOS RECUERDOS, versos que se descarrilan en un grito silencioso a los pies de sus cenizas, todo el viaje transitorio por este valle azul, pide a Dios, ”dote a mi corazón un manual de instrucciones. Antonio Vidas Palma de Mallorca GEORGE PERDOMO, nace en Muisne, cantón del sur de Esmeraldas, Ecuador. Cursa estudios primarios en la Escuela San Luis Gonzaga, en su natal ciudad. Viajero infatigable, ha visitado varios países, tanto de América Latina como del viejo continente, hasta radicarse en Palma de Mallorca, España desde 1.995. Escribe y publica un libro en el año 2.002 Balada del Emigrante con Ediciones Cort, de Palma de Mallorca. En 2.010 el Gobierno de Muisne le declara Hijo ilustre reconociéndole como el embajador de la cultura del pueblo muisneño en el extranjero, especialmente en España. En 2011 publica Desde otra orilla, editado por la Asociación Zero´s Publisher de Eivissa. 7 Poesía desde Palma de Mallorca ESTRELLA CELESTE PERDOMO Vete y no vuelvas jamás llévate hasta tu rastro yo no quiero verte más ni siquiera en un retrato. Se termina el amor Dmor hecho de fuego de ardiente corazón amor tan bello que fue sólo ilusión. Presentimiento algo bulle en mi cerebro que me levanto de la cama con ansias de sentimientos. Tal vez presiente mi alma que el amor se aproxima o quizás son tus palabras las que aún me lastiman. Sintonizo otra frecuencia que alegra mi alma afligida con dosis de ocurrencia. Siento la hermosa presencia de un nuevo amor en mi vida. Se escapó con el aire se confundió en el viento por no valer la pena se evaporó en el tiempo. Las flores del jardín se marchitaron la luz de la mañana no alumbró el viento no ingresó por la ventana mi amor se terminó. Tu amor no lo recuerdo se esfumó de mi vida es otro el dueño de mis pensamientos tu no tiene cabida. La casa está habitada no insistas por favor no hay para ti espacio aléjate de aquí, es lo mejor. No se que pasa conmigo COMENTARIO del libro: Desde otra orilla GeoEstrella, la dulce sargento de volcánico ceño, pero tan herida con un resquebrar de cañas en el alma, ella con nubes grises y un mes de marzo en Muisne” me quedé llorando, mi padre moría”, recuerda con ternura que” nací cuando el banano florecía”, parece que la voz mayor de un Carrera Andrade o un sentido Vallejo la contagió y la llevó a escribir este verso plantado frente a Muisne. Y digo la sargento con cariño, porque es de las voces que reclaman justicia por la patria maltratada por las siempre hienas y zopilotes, loros de academia, gobernantes que se lustran la lengua con mentiras , ella dice” Mi patria querida está en bancarrota/la desvalijaron rastreros gusanos”. Estrella canta al mar desde la ventana del recuerdo, parece oír entre sus lágrima el Pacífico cuando evoca, “Cómo olvidar tus rugidos/con la bóveda celeste/al vaivén de las olas/y la bondad de tu gente”. En Estrella siempre hay un deseo constante de volver a los orígenes que la cautivaron; precisa hablar del amor, la exaltación a la omnipresencia absoluta, a los valores humanos y las despedidas de las emociones. Con ello digo que entre los Perdomo existe una influencia compartida y hermanada por los sentimientos ligados a la tierra y al ser humano, abasteciendo el corazón del lector de bellas sensaciones sensoriales y un relax; versos sencillos para llegar más pronto al entendimiento emocional del espíritu del hombre, hacen de este libro, no sólo un grito evocativo de distancia sino, un homenaje a voces de todas las soledades numerosas que hemos emigrado. Antonio Vidas Palma de Mallorca ESTRELLA CELESTE PERDOMO, nace en Muisne, cantón de Esmeraldas, en tiempos revueltos por la política interna del Ecuador. En una madrugada de junio, arrullada por una tenue brisa que caía en fachadas y tejados. Obtiene el título de Secretaria Bilingüe y de Licenciada en Turismo, en la Universidad Técnica Luis Varga Torres. Radicada en Palma de Mallorca desde 1.995, realiza un año de maestría en Comunicación, en la Universidad de las Islas Baleares en el 2.008. Ha realizado varios cursos en Palma de Mallorca obteniendo diplomas en Relaciones Humanas y Medio Ambiente. En 2011 publica. Desde otra orilla, con la Asociación Zero´s Publisher de Eivissa. 8 Poesía desde Québec, Canadá CECILIA ZEVALLOS PETRONI sus notas de rocío Quien tiene una herida y gotea amaneceres Bájate a la estación de ruiseñores Tenemos aun los milagros boreales al costado de los sueños. Soplo, la palabra Me llegas lejana, como libélula, como estallido. Te absorvo, te trago, te digiero y aquí: me naces otra vez. Apenas refluyes de tu nido y ya andas desnuda por las calles. ¡Arrabalera, embriagadora, divina! Me conquistas. Me estocas. Entre paralelos y meridianos fabulas mi secuestro. Correteo indómito, corcel salvaje lanzando polvareda atómica de quantums. Me envuelves en tu juego de vacíos. ¡Espoléame fusta de letras¡ con sonidos e imágenes ¡Vuélvete saeta! De humo y gasa, ¡Tatúame onda lumínica! Perdida en la floresta, en la llanura, en la cresta de la ola, en la montaña de Horacio, ¡Seremos una sola! Partícula invisible que me habitas. Energía oculta en el código de la palabra. ¡Estalla sobre mis dedos! para que como una pebetera . recoja el fulgor de tus luceros Hombre celador del Universo En qué caverna forjaron tu barro? Acaso naciste del vientre de un gorrión? Primavera Astral Alma que viaja sin quererlo estás aquí o allá... en ese punto lumínico y lejano. Entras y sales del templo como vaho errante, como escarcha cósmica Siempre estás allá... en otro punto del espacio en ese universo infinito de soles inconstantes. Residencia azul donde pernoctan las chacras lumínicas salidas de mi acuario, de tiempos y edades incontables. Entre dimensión, masa y caída tu rondo corpus me devuelve. Tus brazos mercuriales me reciben ¡ No me mojan ni me queman ! Sorteando el umbral de tu regazo te agigantas cántico astral, me regresas al ignoto espacio-tiempo a la perdida partícula de Dios. A tí, Hombre Todo lo abarcas tú...todo lo abarcas. Hombre, nuez de humo y cristal en tu garganta Estás hecho de incógnitas...de vientos Hombre azul sembrador de la esperanza A dónde elevaste tu clarín, tu palabra de ave? Hombre lucero, centauro silencioso Me miras como lejano lucero sin respuestas Me hablas con tu luz celeste y tus fulgores Me tocas con tus manos de astro Llevas prendidos a tus dedos girasoles rojos. A tí hombre Que cantas como quien no quiere exhalar CECILIA ZEVALLOS PETRONI, nace en Ecuador, vive en Québec, Canadá. Ella reconoce que la palabra para el exiliado puede ser una arma, tal vez la única, y será más letal para sus propósitos de auto subsistencia, si a un instrumento de destrucción se le otorga la sutileza más refinada, casi lo que para un creyente puede significar el cielo. La palabra entonces es para el exiliado el punto geográfico por el que se cruzan las coordenadas del Tercer País, el punto exacto de un país imaginario, que deja de serlo porque ya ha sido creado: la poesía. 9 Poesía desde México ARTURO REYES es más que respiro es el ritmo imprevisto del respiro Es la masa es más que la masa un engaño milenario, necesario un rencor atado al plato de comida El pueblo es una espalda es más que espalda es el látigo y el golpe en contubernio un gemido asistido por el silencio Es una esperanza es más que esperanza un esfuerzo insobornable, lacrante sin horario es la multiplicción de una vertiente intencionada Es una tormenta es más que tormenta es el maridaje del cielo con la tierra es la tensión rechinante entre nubes blancas y negras es relámpago agazapado en la montaña Es un sueño es más que sueño una llaga molestada con envidias un eco encadenado en los países con sueño Es un viento es más que viento es las montañas, las estaciones sus amantes es los nervios tirantes que accionan al viento El pueblo es el pueblo México D.F., Diciembre 2010 Por la tarde Por la tarde cuando los horizontes todavía alumbren el recuerdo la viril mañana se encargará de mover la rueda del saber. Y mi noche será un lago exuberante de experiencias Por la tarde cuando la fibra de mis ojos busquen el recuento de mis cadenas la mañana siguiente vendrá con el rocío a mover las rocas de mi ignorancia Por la tarde y con dulzura, mis manos duras, mi corazón templado y una ladera de nimiedades hará que mi cuerpo descanse en las cenizas del silencio. Sentimiento Se deslizó mi mano por el mundo abierto (no existe mi mano en este mundo) una sonrisa de montaña me pedía disculpas pero no supe como deslumbrar a los árboles (que tampoco existen en mi mundo) para alcanzar la bendición del miedo Un escalofrío recurrrente me impedía conversar con la luna y esos árboles que no dejaban de... No se qué... aunque me ruborizaba y de pronto me encontraba volando sentado en las alas de una mariposa y los dibujos del aire sobre mi rostro hacían que me estremezca otra vez: nunca llegamos a ninguna parte nunca volví me volví suspiro estremecido. El Pueblo El pueblo es como una montaña dormida es más que montaña es el sueño y la montaña El pueblo es como un respiro quieto agazapado en la noche ARTURO REYES, pintor y poeta, nace en Zacatecas, México. Se gradua en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de San Carlos. En Londres obtiene la Maestría en Historia del Arte. Desde 1997, se radica en la capital británica hasta 2002. Escribe poesía, dicta clases de Arte e Historia del Arte. Publica con Zero´s Publisher en septiembre de 2001 el poemario La Distancia Almacenada, con la editorial Zero´s Publisher. Actualmente reside en México, en dónde continua su labor creativa en plástica y literatura. 10 Poesía desde Chihuahua, México ALIXIA MEXA Sólo te he dado yo El palpitar de mi nombre con la sangre Degradada al viento, sin razón sin censura… Como un galopar de gacelas encendidas Como arroyo de fuente inacabable Huyo hacia ti, de tu ternura Y los lapsos de la amnesia me condenan A dejarte solo y encerrado Sobre hojas de las olas del océano Te transcribo Y no se detiene tu cabello… Me somete a su maraña, me cercena Y me voy desvaneciendo entres sus olas... Es posible caminar entre la aurora? Es posible retornar a los silencios? Cómo? Si los fieles armazones del destino Han unido tu camino… mi camino En una vía invulnerable, indisoluble Preferible es vivir O devolverse A la época en que para mi significabas NADA. Estaré ahí Estarás ahí, lo palpo En flama inconsútil, tenue, estarás… Adoleciendo de un ígneo murmullo, que apenas roza la línea blanca… Amaneciendo llegaré … a instalarme en la raíz de tu sangre Y así, cerrando los ojos, develaré el sueño ceñido al cuerpo del destino… aquello que fue desde antes del diseño de las amapolas… y de los volcanes caminaré en tu campo depositando versos, revestidos de plumas de arena, musitando siembras de instantes… Y acabaré por encontrarte… en los restos de luna … luminosos en la garganta de grillos, sonido gesticular de la piedra Amarte…? Con los restos de chispas de arena abrillantando el fuego de la aurora Amarte… amarte... A muerte Buscarte Y llegar… para quedarme. COMENTARIO del libro: Rosa de Arena Es la ópera prima de Alixia Mexa, poeta que surge como promesa para las letras. Sin duda nos demuestra —con poemas de diversa calidad y variados temas que no siempre caben en un poemario que asuma su materia en una línea de coherencia absoluta— que la poesía es un medio de la inteligencia y de la creación para abrir caminos alternativos en medio de una crisis tan grande y profunda como la que se vive en el septentrión mexicano. Como siempre: la cultura es el asidero. Cuando veo y gozo del talento creativo de Alixia, no dejo de pensar en los muy buenos y rigurosos preceptos que nos legó el dominicano universal Pedro Enríquez Ureña. Así, me es fácil recomendar que este primer atisbo se debe ver correspondido con oficio y tesón — todos los días— para producir y consagrar una obra memorable. El punto de partida es estupendo y se une a un momento brillante del movimiento poético de las mujeres en Chihuahua. Cuando Alixia hace del desierto —la legendaria Huejoquilla jimenense— el punto de partida de su invención poética, no es porque en ella se haya perdido el aliento por las mejores causas de la humanidad, como bien se trabaja con las metáforas “La Rosa del Desierto” o en ese otro llamado “Te olvidé”, que nos lleva paso a paso por un mundo intangible de sombras. Para mí se trata, paradójicamente, de un círculo que va del sol al viento para cristalizar en esa greda que es la arcilla arenosa, blanca y azul, con que nuestros antepasados desengrasaban los paños para quitarles las manchas. Hoy Chihuahua es un paño sucio, con máculas de barbarie, que se limpian con la buena poesía como la que se revela en la personalidad de nuestra joven poeta. No ignoro que el desierto se asocia a la soledad. Recuerdo el estupendo texto de Flaubert (La Tentación de San Antonio) y su santo ermitaño que peleó contra la tentación en las dunas y contra el pecado, sin entender la plenitud de la vida. Con Alixia el desierto-soledad es una convulsión que llama al lado cordial del hombre-mujer. Cuando leí el texto me vino el verso sencillo de Antonio Machado, del gran español de “Nuevas Canciones: proverbios y cantares: Poned atención: / Un corazón solitario / No es un corazón. Jaime García Chávez México ALIXIA MEXA, nace en Jiménez, Chihuahua, México, tiene 44 años de edad. Se dedica a la docencia secundaria, imparte la clase de Biología y Español, que incluye también literatura en español. Ha publicado el poemario Rosa de arena, con temática regional. 11 Poesía desde Milán, Italia JORGE OJEDA Sole che si riflessa Al filo della notte Bianca Figlia di te stessa Compagna, camminante, camino Promessa incagliata al cielo Ora mai che sei nube Acqua limpida, frammentata Donna Testa azzurra Cielo e acqua chiara Con le nuvole e le mongolfiere E un trenino a vapore Che ti rompe i sogni Lasciando cadere Farfalle di cristallo Donna e Terra Donna terra Mamma terra Uovo cosmico Generatrice di luce Da chi tutto proviene Da chi tutto ritorna Datrice dei tuoi figli Sorgente d’acqua Sorgente di parole Seminatrice e seme Dea unica Strada Sentiero spericolato Vertiginosa discesa Paradiso pendente Strada verso il mare Strada sul mare Mare strada Arcobaleno Bianca di pelle bianca Bianca di pelle nera Nera di pelle nera Rosa, gialla, rame Di occhi rotondi e miele Di occhi mandorle e cielo Di occhi lavagna e clorofilla De bambina perduta Ti dai come una fonte Ti apri come una preghiera Albero di parole magiche fiorito di verbi Albero che camini con i piedi di barro Calle, piazzola, casa Vaso di gerani Processione…… Notte, luna, albeggiare Incarnazione del tempo Immensa, immensa Come una bianca coperta Immensa Spazio concentrato in una ferita In due mani che si aprono Nuda Montagna nuda Valle, fiume, cascata Muschio, foresta Vertiginoso abisso Canto Cantora, canzone Raccoglici nel tuo seno Nel tuo ventre perfetto Caldo, gioioso Protetto E fatteci rinascere come grano Quishuar, arcobaleno o ecco O lasciaci per sempre essere te . JORGE OJEDA, nace en Quito el 20 abril 1961. Vive en Italia desde 1999. Dirige la Asociación Concultura. Escribe para Impresaetnica.it. Colabora con diversas asociaciones de migrantes y es parte del staff sus periódicos y brochures. En el 2003 ha ganado el concurso de escritura Inmicreando "Camera con vista su Milano" con el cuento "La Monalissa sono io", organizado por la Arquidiosesis de Milán y la Fundación Ismu 12 Poesía desde Ecuador JULIA ERAZO fugazmente te encuentro contigo hablo niño a niño como el agua ente el cuerpo cuendo llueve o mi boca con ts labios cuando hay beso es inútil pronunciar este misterio que es lo simple lo divino una de las nadas que tenemos . Lazos los ojos de algunos hombres y mujeres brillan en los tuyos metidos en tu cuerpo en la sangre que será la misma de tus hijos y nietos tus amigos despiertan cuando duermes mas descansan en tu casa en tu sombra y no se figuran hora de pájaros hay una pausa en la tarde los montes descuartizados por la luz algún pájaro canta se aproxima la hora de los sueños palabra tus poros tus caras tus fracturas tus azules tu granja de lunas tus cigarrillos tus tacones tus abrigos sin mangas tu invierno descalzo tus uñas torcidas tu hipotermia tus cristos tu polvo tu luz tú el agua espejismo la luna y las estrellas miran al agua / de la tierra el agua abre sus ojos sobre la montaña se desborda como un vestido de encajes cubre el vientre del planeta el cuerpo de un hombre es de agua aún quedan algunos pozos de los que beber mas la sed nos alcanza velozmente el agua de la tierra mira la luna / y las estrellas. fugazmente hoy seré lo que soy desde que he sido he sido quizá hace siglos quizá hace nada quizá en el fondo de un pantano que no es tiempo que no es el espacio donde habito JULIA ERAZO DELGADO, Quito, Ecuador 1972, periodista y catedrática. Su poesía ha aparecido en revistas y consta en antologías de la lírica ecuatoriana, entre ellas: "Ciudad en verso. Antología de nuevos poetas ecuatorianos". Ha representado a su país en eventos poéticos en España y Venezuela. La editorial Rueca Editores publica su primer poemario en octubre de 2008: "Verbal" 13 Poesía desde Quito, Ecuador BOLIVAR FLORES Desnudos de prejuicios volemos sobre el tablado noble y generoso. Oigamos el tintineo de las ventanas cuando el viento llega fresco a mezclarse con nuestro aliento. Pasemos la yema de los dedos por las partes más sagradas de nuestro cuerpo hasta descubrir el filamento que nos transporte al jolgorio creativo. ¡ Fuera la pobreza espiritual ! A preparar el duende el ángel caudaloso, el minuto supremo del salto. A medir fuerzas entre lo espontáneo y lo mecánico. ¡ Libertad ¡ Libertad del trajín, del humo de la precipitación suicida. En vuelo sideral saquemos chispas de nuestras coyunturas. Afloremos la respiración hasta casi desfallecer de alegría. Soltemos las ataduras de nuestra imaginación. Lancemos un grito profundo, largo, dulce hasta que los dioses de nuevo se vuelvan, pájaros conejos o chivos hasta que las pasiones divinas en sacrosantas pasiones, se desaten. ¿ Sinó qué es el arte ? Exaltación psíquica, corporal, carnal vaho trasparente deslumbrada metamorfosis. Auscultar, oler, palpar, preguntar: ¿Estas manos para qué? ¿Este muslo para qué? Estremecerse bañarse en sudor en espuma. Llorar de puros libres. Danzar a todo ritmo no sólo con los pies sino también con la cabeza y el corazón. “ Impulso, impulso; generador de grandes ideas” ¿ Escuchas? Es el tableteo de tu cuerpo que desacredita los malos augurios, los instintos perversos del aburrimiento. Viene la palabra Como una bandada de pájaros carpinteros taladrando el corazón del bosque. Como si de las piedras brotaran mariposas. Como una sinfonía de violines y trompetas, se acerca la palabra cargada de presagios. Revive los anhelos truncados. Es fuente de grata fortaleza en favor del verso enamorado. Esta palabra que los torpes quieren saberla vacía… es realidad fecunda, verbo organizado, acción de puños esperando el primer aviso para alzarse desde el corazón y estremecer la melena. Saludemos con fervor desprendido a esta dulzura que llega avivando pañuelos. Palabra nuestra de todos los días te sabemos necesaria. Pronúnciala tú: obrero del martillo. Artesano de la noble madera, mujer de manos temblorosas por tus años perdidos en el río, pronúnciala también. Celebremos con violines y trompetas que viene la palabra repartiendo luminosos presagios. Exaltación Despojemos la timidez, el pudor malsano. Abramos el chorro imaginario. Detengámonos en franca contemplación a escuchar tan sólo el fluir armónico de nuestra sangre. El latir agudo, continuo, frenético del pulso. La lucha despiadada entre el misterio del YO profundo y el misterio del YO angustioso. Entre el suave latir del corazón y el rugir endiablado de los automotores en la calle. 14 Date una palmada, salúdate. ¡ Fuera la mezquindad ¡ El momento sublime ha llegado. Soltar amarras y volar con el instinto firme a la tierra. Ser optimistas y sinceros. ¡ Fuera los divos, los falsos iluminados! ¡ Viva la técnica! La tediosa, maltratada, bendita técnica. Hagamos de ella un hervidero de energía, un acto de posibilidades a granel, combinación entre lo interno y externo, entre lo mecánico y telúrico. Vaya la técnica alimentada de paciencia de alma. Vaya también con mucha dosis de misterio y disciplina. Desbordada voluntad. Hagamos de la técnica un postulado vivencial que equivale a decir cultural. La destreza adquirida con esmero con fervor solidario nos aliviará la carga. No haya paz interior hasta lograr el impulso. “ Hay hermanos muchísimo que hacer” Si no lo hacemos nosotros que tenemos juventud en las vértebras, andaremos perdidos. El futuro no llegará si no preparamos el Hoy. ¡Cuidado se nos escape la utopía por el hueco de alguna alcantarilla!. ¡ Arriba corazones! A danzar, cantar, pintar, escribir, actuar a desacreditar el facilismo la conformidad, el tedio. Venga el aplauso que comienza la función hasta dejar nuestras huellas en el polvo. Bullanguera y desprendida, apasionada y precisa nos vuelve a la tierra aptos para recoger el fruto madurado en el vino las palabas,el sudor. Compañera de luchas callejeras. Eterna visitante del mar, de la fábrica las flores, aparece también en la noche oliendo a burdel a incienso, a canela. Poesía de las manos fraternas del vientre generoso, de los pechos amantes. Inspiración y transpiración dolorosa, festiva, ardiente, nutriente. Cuánta sorpresa pirotécnica aún queda en tu chistera poesía de verso mañanero. Tú no debes tiritar de soledad entre anaqueles empolvados. Naciste para ser cantada con voz sonora. Así la Metafísica que la Vanguardista Clásica o Contemporánea Romántica o Surrealista. Poesía Épica, Lírica, Anónima Telúrica, Realista, Objetiva, Activadora. Calienta el deseo del quehacer cotidiano y ven a bailar conmigo en los filamentos del alba. Poesía del verso mañanero Cantera inagotable que inunda los campos de humus creador. Savia cósmica y silvestre. Comprometida hasta el martirio con el futuro del hombre, se mete en los poros, en las vértebras en el pulso. BOLÍVAR FLORES HIDALGO, Santa Rosa de Cusubamba, Cayambe, Ecuador, 1.952. Egresado de la Escuela de Teatro de la Universidad Central, Quito. Profesor de actuación en el Instituto Nacional de Danza, Director de TEUC, Machala. Actor de la Compañía Universitaria de Teatro, Premio a la mejor actuación cinematográfica en la película Daquilema. Ha publicado: Para tí Nicaragua, poesía, 1.986, y Solidariamente, 1.991. 15 Poesía Sin Fronteras, Colombia JOSÉ LUIS DIAZ - GRANADOS por espantos, sabores o razones, por escombros o por fotografías. Es una camisa prestada que nos queda grande o chica, pero nunca a la medida. Poemas del exilio 1 Expulsado del reino, cuando escucho mi nombre me busco en otro cuerpo. 2 El exilio es un amor de locos, muy sereno, muy cuerdo. Es tantear y morder y esperar. Es ver el paso de los días y de las noches sin saber qué te espera aquí o allá... 3 El exilio es una nueva empresa, un nuevo oficio. Los flamantes compañeros parecen viejos que acabaran de nacer. Todo es nuevo. Hay nuevos modos de reír y de llorar. Hay otro estilo de meter la pata y de cortarse el pelo. Todo es reciente, inédito, curioso, impertinente, extraño, sorpresivo. El exilio es una casa enjuagada, con una ventana y dos puertas. 4 El exilio es un súbito delirio por saudades, por muecas, por aromas, Soliloquios del desterrado Es la infancia la patria dentro de la patria, la que nadie nos puede arrebatar. Ningún falso patriota en su cloaca podrá quitarme ahora el dulce carnaval de los recuerdos. Es el tesoro en el exilio, la leche rica del destierro, la lámpara del ángel en la lenta tiniebla del olvido. JOSÉ LUIS DIAZ-GRANADOS, Santa Marta, Colombia, 1.946. Poeta, novelista, periodista cultural y autor de libros para niños. Sus libros de poesía: El laberinto, 19681984, Cantoral, 1.992, Poesía dispersa, 1.994, Rapsodia del caminante, 1.996, Oficio terrenal, 1.998 y El libro de las visiones, 2.000, los cuales se hallan reunidos en un volumen titulado La Fiesta Perpetua. Obra poética, 1962-2002. Es autor de las novelas: Las puertas del infierno, 1.986, finalista del Premio "Rómulo Gallegos", 1.987, El muro y las palabras, 1.994, Premio Aniversario Ciudad de Pereira, El esplendor del silencio, 1.997, Ómphalos, 2.003, La noche anterior al otoño, 2.005 y Los años extraviados, 2.006. Ha publicado también ensayos y relatos periodísticos: Las mil caras de la URSS, 1.987, El otro Pablo Neruda, 2003 y Crónicas del milenio, 2.004. una obra de teatro, La muñeca nocturna, 1.996; y varios libros para niños. En 1.968 ganó el Premio de Poesía "Carabela" Barcelona, España, el Premio Nacional de Periodismo "Simón Bolívar" (Mejor entrevista en prensa, 1990 y en 2004, el presidente chileno Ricardo Lagos Escobar le otorgó la Medalla de Honor Presidencial "Centenario Pablo Neruda". Fue Presidente de la Unión Nacional de Escritores (UNE, 1996-1997) y Presidente de la Cátedra de Periodismo Latinoamericano en el Instituto Internacional de Periodismo "José Martí", de La Habana, 2005. Vicepresidente de Poesía sin frontera. 16 Poesía Sin Fronteras, Colombia LILIA GUTIERREZ RIVEROS playa que busca la huella de los sedientos confidente de especies saltarinas y calladas hoguera que se multiplica con el beso. Planeta de bolsillo * Recorro la elongación de un suspiro y siento que tenemos derecho a un mundo sin residuos sin armas y sin humo. Siento ganas de un planeta de bolsillo para caminarlo a pie sin prisa y sin horarios. Un planeta con olor a vida simple para sembrar abrazos y utopías. Un planeta para respirarlo con los árboles y los venados orugas, mariposas y delfines. Un planeta con mares de medusas y crustáceos y la migración de vuelos del Ártico hasta el Índico. Recorro la elongación de un suspiro y protejo entre el bolsillo mi planeta de bosques y manglares sin ruidos en el aire y calma en las ciudades. Un planeta con gente de conciencia verde de manos dispuestas a madurar la vida y el corazón crepitando al borde de la noche. *Poema ganador del I Concurso de Ecopoesía, Tumbes, Perú, 2.010 La fuente Con hilos de cristal los retoños diseñan sus futuros pétalos. Sobre el sonido se afirma el pincel que retoca las sílabas. El liquen inaugura la roca con delicados velos. Un guía recoge el canto de las grutas. En el regazo de las gotas empieza el ritual que perfora la tierra y cobija las piedras. En vigilia a lado y lado el follaje extiende su olor hasta el valle. Un grupo de hojas estrena su acrobacia en mitad de la fuente. Entre tanto puerta a puerta las abejas reparten mensajes de amor. LILIA GUTIÉRREZ RIVEROS, Macaravita, Santander, Colombia. Química y bióloga, campo en el que se ha distinguido por sus investigaciones y numerosas publicaciones. Poeta y narradora. Libros de poesía: Con las del tiempo, Bogotá, 1.985; Carta para Nora Böring y otros poemas, Bogotá, 1.994; La cuarta hoja del trébol, Bogotá, 1.997, Intervalos, Bogotá, 2.005; Pasos alquilados. Algunos poemas han sido traducidos al inglés, al francés, al portugués al alemán, al italiano y al chino. Incluida en antologías y estudios críticos. Ganadora del I Concurso Mundial de Ecopoesía, 2.010. Embajadora de la Paz del Círculo Universal de Embajadores de la Paz con sede en París y Ginebra. Fundadora y Presidenta de Poesía sin fronteras Torrente de la poesía La poesía es daga que apunta directo al corazón encabritado. Incendio que gana astucia entre los vientos trinchera y designio para los secretos. Bálsamo y abrigo para los viajeros ungüento y aceite de ternura y de afecto. Hurga las heridas y almacena la caricia. Con el torrente del alma teje las palabras y ancla la mirada en el temblor del sollozo. La poesía atrapa el relámpago y el instante se juega la vida al borde y en mitad del precipicio. Rompeolas ante el mar embravecido vela para el barco y corazón de los juguetes 17 Poesía Sin Fronteras, Colombia MARIA CLARA GONZÁLEZ y ella es viento y arena y ella es ola y espuma, y es la línea azul del horizonte, y es esa otra blanca, que lo cruza. Volar sería tan fácil bastaría tan solo con acunar el aire con rozar una nube violeta en el ocaso. Sedienta de trópico y de soles migraría cuando el invierno se aproxime. Busca señales y en la quietud aguarda. En portal de brisas suspendidas extiende las alas y el azul solitario la remonta hasta el instante de la gota de agua que se funde en aire, que se funde en verde, y se confunde en tierra. En la bruma, como un acento que danza en la memoria, la mansa certidumbre de la espera… Pero, ahora la espera es diferente, se sabe hija de Ulises ya muy próxima a Ítaca Únicamente aguarda la invocación interna la profunda la gris…. Del libro Eternidad visible, Bogotá, 2008 Danza de la memoria Al mar se llega igual como se nace como se arriba al lugar de la partida desnudo despojado solo. Como a un nuevo bautismo bajo el cielo. Al mar se llega después de caminar descalzo por la vida. ¿Cómo llegué a esta playa de los vientos oscuros? ¿Si me pierdo de mí… a donde iré? El mar le repite que es tiempo, pero una breve mirada al horizonte, reitera la certeza de ser algo más que la trasciende. Distante batir de alas. Al borde del abismo hay un deseo anterior al olvido. Ella elige recordar. ¿Será entonces el vuelo, un lugar de pasaje? Atardece en el mar, del amarillo irrumpe la insólita esperanza vértigo irremediable de la vida. Un mar que aún no colma el asombro la desborda. Con el aire inmóvil su alma se ilumina, vislumbra la promesa de unirse a las bandadas cuando madure el viento y las nubes se contagien de rojo. A pesar de las plumas y el corazón obscuro es posible contener la Alegría ― esa antigua memoria de claves imprecisas ― No hay lugar en ella que no habite el presente y esa inconmensurable paz a cada instante. MARIA CLARA GONZÁLEZ. Libros publicados: Eternidad Visible, abril 2.008; El Lento Trabajo del Olvido/The gentle Labour of Oblivion, Bogotá 2.002, 2.003; Pasajeros del Viento/Passangers of the Wind, Bogotá, 1.996; Corte en el Tiempo/Break on Time, Bogotá, 1.993; Pulso Interno, 1.990. Mención de honor: Categoría de Poetas Reconocidos. Concurso de Poesía Oxford Center & Unión Nacional de Escritores, Bogotá 1997. Integrante de la Junta directiva de Poesía Sin Fronteras. 18 Poesía Sin Fronteras, Colombia AGUSTO PINILLA el oro entredormido Trigo pleno al comienzo de la tarde. En memoria Ya no eres la que aprende paso a paso conmigo bajo el sol, ni el deseo sonriente, ni la dulce fatiga. Ya no estás deslumbrada por esa vida que se te perdía, y lo que más me asombra en éste lado, es sentir que te vuelves cada vez más eterna mientras de mí se borran tu calor y tu voz. Para Laura Alguna vez la muerte será una desaparecida región del olvido La justicia será otra. Sólo se luchará pero se sentirá solamente amor y también allí, para siempre, quiero estar junto a tí como ahora o como silencio o luz vivos o como antes cuando todos los pasos de la vida y las palabras y las naves dibujaban las letras de tu nombre. AGUSTO PINILLA. Socorro, Santander, 1.946. Poeta y ensayista. Profesor universitario en las áreas de Estética, Crítica Literaria y Literatura Latinoamericana. Las obras de Cortázar y Lezama Lima constituyen un referente fundamental en sus reflexiones; de allí su libro Cortázar y Lezama, publicado en 2.003. Entre sus libros de poesía se destacan: Canto y cuento, 1.978, Fábrica de sombras ,1.987 y El libro del aprecio , 1.990. Poemas suyos aparecen en el libro: Posadas. México en la poesía colombiana, compilación de Fabio Jurado. Es autor de las novelas La casa infinita, 1.979 y El Fénix de oro, 1.982. Múltiples ensayos suyos y reseñas de libros aparecen en revistas literarias colombianas. Poema que te sueña El poema va encontrando llena de luz los pasos del camino que hasta ti me conduce No sé si serás tú si eres otra que te anuncia y aún navego errante hasta que todo decida nuestro encuentro Llegas irradiando la luz donde olvido mi nombre en esta plenitud de la vida por tu vida Es mi primera dicha haberte esperado vivir viviendo tú sentir lejos y cerca el iris permanente de tu serena luz I Jornada de Literatura Ecuatoriana de Ultramar Madrid, 30 y 31 de mayo de 2.011 Presentaciones de libros, conferencias, exposiciones Organiza: Asociación Zero´s Publisher de Eivissa cronicalatina@gmail.com 19 Poesía Sin Fronteras, Colombia PASTOR POLANÍA quién te bajó del cielo? En mística revelación convoco al duelo de tus andanzas antiguas hasta el “ultimo foso” a ver si eres de pereza. En mis recuerdos escucho tus palabras me señalas desde el infierno. Pisas en falso y todos se burlan cuando aspiras a la altura, cuando adopta el color del cieno y te desfiguras. Juego Empiece la cena, no tengo hora de partir, el nudo en la garganta ha cedido sus frutos. En adelante una incógnita seré. Las iguanas me han prestado sus dedos, y mis fuerzas recupero soportando pesadillas. Tuve el amor en tantos años de fiesta. ¡Que empiece la danza en el viento…! los dados echo a la suerte, ajadas están nuestras leyes. ¿Cuánto hemos llorado por lo doloso del juego contra nuestra estirpe…? Crimen y castigo Caes, Aunque caer para tí es avanzar, agilizar el rumbo a tus pasos. Nadas y eres cristalina, entras a mi cuerpo, escudriñas los nervios y las ganas de ahogarme en el sueño. Truncas el dolor en mi almohada. No necesito más que naturaleza y paisaje, emprendo el viaje, comienzo a devorar los treinta y cuatro cantos de dante en el infierno. Me vas enseñando sobre el desorden el engaño, la falsedad, el crimen y el castigo. Oración Bailamos en el desierto provocado por el hijo del desierto, llevas tus uñas a mi pecho, arrancas mi alma. Me dejo llevar a la primera historia que desde niño me enseñaron a llorar. Pudiera ser enemigo de tus hijos, depredador de tus huevos, llenarte de sal los ojos, desperdiciar el verde de tu semilla. Te arruinas como una melodía sobre el cuaderno. Con vocación religiosa entrego mi equipaje para que tu lo lleves y al margen de la ultima oración lo precipites. Cambio de color Sientes fiebre al alcanzar mis brazos. ¿Para ser disputa en lo terrenal PASTOR POLANÍA. Ataco Tolima, Colombia 1.946. Licenciado en Tecnología Educativa en la Universidad Surcolombiana de Neiva. Director de la revista de Arte y Poesía Tiempo de Palabra. Libros Publicados: Gotas de agua en la sangre, El baile de las iguanas. Ganador del Tercer premio en el concurso Departamental de poesía José Eustasio Rivera, en Neiva. Finalista en el concurso departamental de mini cuento Rodrigo Díaz Castañeda, en Palermo Huila. 20 Poesía Sin Fronteras, Colombia ALONSO QUINTÍN GUTIÉRREZ Remonte el vuelo de las aves, Y el aire se vista De ardientes mariposas. Que los pueblos todos se levanten En la profunda victoria del abrazo. Que este día navegue el mar de la ternura. Todo vuelo conduce al mismo cielo Y toda devoción al mismo Dios. Cómplices de un mismo anhelo Seremos uno y dos a la vez Los ecos de las voces se pierden en las selvas de Colombia. Por los que ya partieron y los que aquí se quedan levantemos nuestra voz. Que retumbe en la tierra este canto resuelto en las alturas Que de esta hora surja Un nuevo lazo amor. En las arenas del silencio Como si nadie advirtiera nuestros pasos, Vamos transidos de esperanzas Tras la huella del último viajero. Un grito en la noche Desata relámpagos, Furia de dioses vencidos En colosales estatuas. Tras la noche se pierden Los últimos lamentos. Entonces se levanta empedernida otra aurora libertaria Los pueblos se abrazan. Se estremece la montaña Y un eco de cadenas rotas Se desploma a los abismos. En Colombia se inmola una canción A los pies del silencio. Una fervorosa estrofa de amor Irrumpe en la aurora. A galope tendido viaja el miedo Al lugar de los muertos. No es nada una luz detenida En medio de los vientos Pero es la luz Y eso basta para despojar la noche De gritos y lamentos. Vestigio Que se levanten todas las banderas Sobre el tórrido marfil de la esperanza. Que las naciones todas se abracen En un horizonte de palomas. Que se levanten todas las proclamas De los pueblos En fervorosa devoción. Que cante el río y se desborde la vida Y los murmullos de la selva acallen el último pregonero de la muerte. Que la lucha bravía de tantos valientes, ALONSO QUINTÍN GUTIÉRREZ. Macaravita, Santander, Colombia. Egresado de la Universidad Libre de Colombia donde estudió Filología e Idiomas, especialización en Pedagogía del Lenguaje Audiovisual y otros estudios de Literatura Latinoamericana en la Universidad Santo Tomás. Ha publicado, cuentos y poemas en diversos medios. Su vocación como escritor se inscribe en Dramaturgia, poesía, ensayo y narrativa. Es autor de más de 40 obras dramáticas y numerosos textos sobre crítica literaria. Creador del Encuentro Internacional de Escritores, ciudad de Chiquinquirpá y del programa Los sueños de Ícaro. Co-Director del programa Poesía sin fronteras. 21 Poesía Sin Fronteras, Colombia NORA PUCCINI que habitó mi infancia. La vida te dio poco, cicatrices del sol sobre tu cara, cicatrices de tierra por tus pies, cicatrices de penas en el alma, un cuartucho de tablas en el monte y un burro melancólico y cansado de llevar calambucos en la espalda… Yo te llevaba cariño y sopa, tú me llevabas tu cariño y flores, flores de monte campanillas pobres campanillas de amor frescas, moradas… Un milagroso diálogo de sueños anegaba de luz nuestros momentos, tu voz hacía el camino de regreso desde tu ancianidad hasta mi infancia, mi voz en extraña intuición de tu fatiga corría al encuentro de tu voz cansada. Ahora eres un señorón por las mañanas con un burro feliz de terciopelo y dos enormes ánforas de plata repartiendo la leche por el cielo. Hoy que eres importante ya ni te acordarás que me querías, …pero yo no te olvido, viejo amigo, siempre fuiste con tus mágicas flores de maleza lo más hermoso que ocurrió en mi vida. Del libro De las cosas pequeñas NORA PUCCINI. Barranquilla, Colombia. Cursa estudios primarios, secundarios y secretariado bilingüe. En la Universidad de Antioquia obtiene el primer premio del concurso de poesía de estudiantes de humanidades, 1.961. Libros publicados: Clausura los sueños, Barranquilla. De las cosas pequeñas. Bogotá. El desamparo de los cangrejos, Roldanillo. En estado de Gracia, Bogotá. Obras infantiles: El barco sin capitán, Bogotá. Salpicón, Bogotá. El árbol encantado. Bogotá. Colorín, Bogotá. Imagen de tí Padre, era más simple buscarte en tu trono de luz alto y lejano, pero tú me susurras de tu cercanía en los miedos oscuros, en las tristes mentidas. Cuando por fin percibo una imagen de Ti cotidiana y sencilla, amasada en el pan, convocada en palabras, resumida en silencios, una paz de crepúsculo me serena los pasos y una voz de esperanza me florece por dentro. Del libro En estado de gracia Amanecer El mundo sueña con el estreno de la alborada. Todo está inmóvil menos el aleteo de los pájaros y el amor en las venas fuerte y vivo. Amanece. un sol entre la niebla. y en las flores, el mismo sol pequeño repetido. Viejo amigo A don Floro Viejo amigo don Floro fuiste lo más hermoso 22 Poesía Sin Fronteras, Colombia PEDRO MANUEL RINCÓN PABON Rehacer la cama -me parecees destruir tu desnudo Inventario Una ausencia de cosas en las manos, Un verano de nieve en la pupila, Unos pasos inmóviles que asedian, Una quietud de roca que me mueve Una sombra gigante que me niega. Una fuga de labios que me besan, un abrazo muy fuerte que no estrecho, una ruta de ausencia sin caminos y una cima muy alta el abismo. Tengo rota la sangre más continua, y el caudal de mi ímpetus, vacío. Un recuerdo del traje si desnudo Se evapora el perfil en el olvido. Un rosario sin cuentas en las manos Una fuga de signo en las palabras. Un nudo de oquedades en el pecho Un rumor de silencio en la garganta. Un rubie en la corbata que no llevo un corazón si ruido entre el chaleco. El tiempo, en un reloj que ya perdiste Y el espíritu errante por la carne: Soy un recuerdo de todo cuanto olvido. Peman R - En : Geometría de las palabras, 1992 Libertad Sufro la libertad, Sus rotos costados Por cuyas óseas rejas Atropellándome me impelen A sentir la inflexible, A realizarla Muy a pesar de TODO. Su reto vertical Conmina, Y no obstante su mordazas Insiste, me ilumina, Me persuade De que no puedo evitarla. Peman R, en: Arcadas y Silencios (Ayer y hoy) 1.995. Desnudo Son Las seis de la tarde y no me atrevo a tender la cama por el temor de deshacer tu recuerdo. de borrar en las cobijas el humor de tus sueños y la tibia silueta de tu voz en la almohada JULPEDRO MANUEL RINCON PABON. Nace en Tunja y reside en Bogotá. Abogado de la Universidad Libre de Colombia. Poeta y ensayista. Autor de los siguientes poemarios: Geometría de las palabras, Soneto al carbón, Arcadas y Silencios , y Piel de Sombra. Tiene inéditos cuatro poemarios: Caminos para desandar, Poemas de Agua y Madera, Poemas del Olvido y Los Regresos. Se ha ocupado de la crítica literaria en: Las vorágines de Rivera (parcialmente publicado en Lecturas Dominicales y otras publicaciones; José Luis Díaz Granados, poesía y prosa; Cuatro Maestros y Trinitarias, poesía de Eutiquio Leal, todos editados. Su obra ha sido objeto de críticas y comentarios: José Luis Díaz Granados, Luis Vidales, Jorge Valencia Jaramillo, Horacio Gómez Aristizábal, Jaime Mejia Duque, Eutiquio Leal, Jorge Mario Eastman y Augusto Pinilla, entre muchos. Figura en antologías literarias: Ud tiene la palabra, Poemas de la Patria, y Quién es quién en la poesía colombiana. Ha sido jurado en concursos literarios del orden nacional. 23 Poesía Sin Fronteras, Colombia GRACIELA RINCÓN MARTÍNEZ Ajena es de sí y de todo posesión sólo del viento. Sembrada en la eternidad única de los instantes. De Me está llamando un árbol, 2.001 No necesito flores de otros mundos He vivido de vivir espiándolos. De derretir mis ojos en sus hojas. Me ven y se perfuman. En su inocencia saben callar y hablan. Son el rostro que del tiempo he visto. Mis amantes. Hasta que me ponga mi pañal de tierra ¡no necesito flores de otros mundos! Génesis Al sur del sur En el comienzo del comienzo Dios se quitó un hueso, entre los tizones de la tierra, un grano de luz y una gota de rocío, para formar el árbol. Milenios de noches de hojas, latidos del espacio, transparencias. De Los Ojos del Sur, 2.002 La casa del viento Penetra mi balcón un ruiseñor efímero como el mundo. Tengo el alma llena de viento. De La Casa del Viento, 2.000 Una rosa Toma esta rosa que corté en las praderas de mi alma. Blanca y pálida extraña a todo y todos. No es nadie ni de nadie, creció en el fuego. GRACIELA RINCÓN MARTÍNEZ. Provincia del Socorro, Santander, Colombia. Abogada. Ha participado en encuentros poéticos en los cuatro continentes y prologada en múltiples antologías. En 2.000 obtuvo el Premio Nacional de poesía femenina con el libro: Me está llamando un árbol, festival que en el 2.001 otorgó premio fuera de concurso al poemario: Los Ojos del sur. Del Caminante. Canto Primero, fue reconocido con Primera Mención Especial Premio Videncias, Ciego de Ávila Cuba, 2.003. Ha publicado los libros: La casa del viento. 2.000, Me esta llamando un árbol, 2.001, Los ojos del sur, 2.001. Del Caminante, Canto Primero, Uruguay 2.003. Medio Siglo de noches, 2.004. Del caminante en la mitad del mundo, Ecuador, 2.006. El árbol que me habita, París 2.007. Libros inéditos: Para que nazcan tréboles, y De los oficios. 24 Comentario sobre el aporte de la obra de Arguedas EFRAÍN ESPINOZA FALCONI Arguedas se volvería a dar otro tiro en la frente  EL MITO DEL ‘ESCRIBIDOR’ DE MITOS Aquel tiro en la frente, él mismo frente al espejo, un 28 de noviembre de 1.969, hoy cuatro décadas después podría interpretarse como la evidencia –en el individuo comprometido– del fracaso de la convivencia y el diálogo como herramientas para frenar las injusticias, la imposibilidad de la coexistencia de ‘Todas las sangres’, la profunda herida del desarraigo que alimenta la intolerancia y marca el pulso del menosprecio por los demás. La muerte de Arguedas, podría interpretarse también como la auto creación de un mito, –uno suyo, quizás como justificación extrema de su obra, y con ella: su ideario, sus convicciones–. Todo esto a su vez guarda relación con los numerosos imaginarios extraídos desde el universo andino. Un universo, por lo demás, poco conocido desde una interpretación propia, y que magistralmente: sí, son recogidos en la obra literaria (*) de José María Arguedas (**), pero, a veces ignorada o sesgada con interpretaciones de todo tipo. El 18 de enero de 1.911 nace José María Arguedas, y cincuenta y ocho años después acaba con su vida, no sin dejar constancia que su especial cometido nunca se verá realizado. Esta vida y esta muerte de Arguedas quizás refleja en esencia el capítulo aún no resuelto de la integración de los mundos, temática ésta –que con mesurado distanciamiento histórico– se encuentran muy en boga de la etapa contemporánea. Resulta evidente que el mundo no termina de moldearse a imagen y semejanza de ningún imaginario. El Perú de estos días, una sociedad, un gobierno –aparentemente– enquistados en la modernidad, en la ‘convivencia universal’, no termina de reconocer la dimensión literaria, social y cultural que la obra de Arguedas puede ofrecer, al menos la versión oficial. Y prueba de ello es el pobre homenaje realizado durante el año que termina, al cumplirse cien años de su nacimiento. Más allá de los aspectos simbólicos de este suicidio, que para muchos apenas es el resultado de una niñez horrible y una cadena consecuencias que el psicoanálisis no pudo dar cuenta de su efectividad, sería bueno indagar en la conciliación del significado de “ser Arguedas” en su época, la trascendencia literaria, desde el resultado de las obras escritas, cuanto por la cantidad de imaginarios recogidos en su obra. En estas notas se intentará resaltar que el imaginario del suicido no podría verse posible en estos días de caída libre de la filosofía, de una vaga apariencia de la totalidad frente a un arrollador mundo versionado desde el pragmatismo. A nadie se le ocurre, hoy en día, que una vez demostrada la imposibilidad de la alianza de civilizaciones, su promotor se plante al espejo y pase a la posteridad de la misma manera como lo hizo Arguedas. El 2 de agosto de 1.990, una coalición de 31 países liderada por Estados Unidos inicia la tormenta del siglo en contra de la madre de todas las guerras, el 11 de septiembre de 2.001 caen más que unas torres gemelas, lo que se cae, o mejor dicho, se evidencia es que el mundo ha dejado de ser lo que se creía que era. Por lo que el imaginario del suicidio de Arguedas, que se produce en una realidad local, es precisamente el persistente reclamo de su vida y su obra: «Yo no soy un aculturado; yo soy / un peruano que orgullosamente, como un / demonio feliz, habla en cristiano y en indio, / en español y en quechua», dice el propio José María Arguedas. Se hacer necesario profundizar la lectura de Arguedas, pero teniendo en cuenta la fácil interpretación que se hacen de citas sueltas. En una de las biografías oficiales, se adelantan a la conciliación de esta manera: “La cuestión fundamental que plantean estas obras, pero en especial la de Arguedas, es la de un país dividido en dos culturas —la andina de origen quechua, la urbana de raíces europeas— que deben integrarse en una relación armónica de carácter mestizo”. Aquí, está soterrado uno de los principales debates: "deben integrarse en una relación armónica". El autor de esta biografía da por hecho la existencia de una relación armónica, cuando en la obra y en la vida del escritor, es precisamente esta imposibilidad en la que basa, tanto sus estudios y su propuesta literaria.  LA LENGUA, EL OBJETO DEL PODER Y DE LA FICCIÓN Un lugar comun a la hora de interpretar la obra de Arguedas consiste en no considerar la vital importancia de la lengua quechua en la creación de la mayoría de sus obras. Las versiones oficiales ponen énfasis en la afinidad que tenía el autor con las dos lenguas, con lo se trata de decir que la significación del mundo andino, en su aspecto simbólico, no es nada más la traducción simbólica mestiza. Una lectura de las obras de Arguedas podría aportar, al menos, los siguientes elementos: La constante investigación de mitos e imaginarios pre-hispanos y no mestizos que dan cuenta de la existencia de formas sociales, actitudes y valores que no han sido absorbidos, y se podían observar vestigios vivos, que no son otra cosa que la presencia en rebeldía abierta o soterrada durante una etapa de resistencia, y que su vigor reside en el principal vehículo de comunicación, su lengua. El aporte en el plano ficcional de estos mitos y la desestructuración simbólica de los mismos dan cuenta de la confrontación permanente de civilizaciones, la una dominante y la otra de resistencia, no del todo dominada como se suele interpretar. Una guerra 25 Comentario sobre el aporte de la obra de Arguedas interna pero no declarada, más bien mediatizada en símbolos y en las recreaciones festivas que se producen, o se reproducen en los pueblos. Otra constante expresada ficcionalmente en las obras es la transformación de las sociedades. El poder se ve retratado en las instituciones autoritarias y las aspiraciones de los sometidos confrontados a sus propios imaginarios, que como resultado se van produciendo otros. Los personajes ficcionales presentes en las obras de Arguedas, encarnan en sus idearios y actuaciones, la paradoja esencial de un anacronismo cultural y una simbiosis civil y religiosa. Queda claramente expresado la recreación de sus imaginarios prehispánicos pero revalorizados con elementos nuevos, en su mayoría provenientes de la aculturación evangelizadora. Los personajes y las tramas literarias de Arguedas dan cuenta por igual de aspectos festivos, de fuerza colectiva, de esperanza, de rebelión en contra de la injusticia, como también de la impotencia, de la existencia de una fuerza que una vez más se encuentra representada en las instituciones, pero que en esencia, los personajes indios tienen su propia visión, y es quizás éste el principal aporte de Arguedas a la literatura latinoamericana, y no me atrevería a encasillar a su obra dentro del género indigenista, concepto este que requiere un de nuevo debate. El principal aporte de Arguedas consiste en su intento de revalorizar el universo andino. Un hilo conductor es la creación de aquellos imaginarios, que unas veces se encuentran ocultas y otras veces conviven en un mundo compartido de valoraciones, símbolos, ritos y significados. En Yawar Fiesta, la significación del cóndor como elemento foráneo de unas celebraciones ibéricas, pero re creadas en el universo mestizo inmediato, y en el plano etnológico la recuperación de la danza de las tijeras como símbolo y elemento de la confrontación de estos universos, en el plano festivo y religioso, son apenas dos íconos fáciles de discernir de entre el contenido principal de toda su obra. abierta de Cortázar, escritor argentino afincado en Europa sobre la supuesta posición localista, ‘nacionalista’ de Arguedas. Mejor ilustra esta polémica, el periodista Moisés Sánchez Franco, en un artículo de El Comercio, Perú, el 13 de julio 2008: “Cuando cerraba la década del sesenta, una polémica sacude a la literatura Latinoamericana: el debate entre Arguedas y Cortázar, altercado que bien resume la discusión entre cosmopolitas y telúricos. En su famosa ‘Carta a Roberto Fernández Retamar’, enviada desde París en mayo de 1.968, el argentino Julio Cortázar afirmó que un escritor alejado de su país e instalado en el viejo mundo podía descubrir con efectividad las auténticas raíces de lo latinoamericano. Cortázar renegaba del telurismo afirmando que éste le resultaba ‘completamente ajeno’ y ‘hasta aldeano’. Estas ideas provocaron la ira de Arguedas que respondió con un adelanto de su novela El zorro de arriba y el zorro de abajo publicado en la revista Amaru meses después. Allí Arguedas reconoce la ‘aguijoneante’ genialidad de Cortázar, pero aclara que: «Todos somos provincianos, don Julio. Provincianos de las naciones y provincianos de lo supranacional». Cuando parecía que la discusión había terminado, un año después, Cortázar replica, esta vez desde la cosmopolita revista Life, diciendo que estaba de acuerdo con aquello que todos éramos provincianos, pero que ‘existe una diferencia entre ser un provinciano como Lezama Lima, que precisamente sabe más de Ulises que la misma Penélope, y los provincianos de obediencia folklórica para quienes la música de este mundo empieza y termina en las cinco notas de una quena’. Como era de esperarse (...) (Arguedas) volcó en su artículo ‘Un inevitable comentario a unas ideas de Julio Cortázar’ publicado en El Comercio en junio de 1.969. Allí el escritor peruano aclara que las quenas modernas tienen más de cinco notas y que para recordarle ese detalle a Cortázar le ha dedicado un jaylli quechua. Años después, en el Tercer diario, publicado en El zorro de arriba y el zorro de abajo, Arguedas aseguró que don Julio quiso ningunearlo. Con ánimo de revancha, el autor de Yawar fiesta, en una fina humorada helenística, retrata a Cortázar como un ser ridículamente mitológico, que ‘cabalga en flamígera fama como sobre un gran centauro rosado’. Desde su Perú, Arguedas se planta también con sus contemporáneos. Onetti, Carpenter, Fuentes y muchos otros escritores del boom son tomados en cuenta en sus ‘querencias y desavenencias’. Así se refería Arguedas: «A Onetti lo vi en México. Andaba con bastón, atendido por algunos que le conocían. Yo no había leído nada de él. Lástima. Le hubiera saludado: a don Alejo [Carpentier] no me atreví a acercarme, me lo presentaron dos veces. Dicen que es tímido, pero sentía, o lo sentía como a un europeo muy ilustre que hablaba castellano. Muy ilustre, de esos ilustres que aprecian lo indígena americano, medidamente». Y agrega: «Carlos Fuentes es mucho artificio, como sus ademanes. De Cortázar sólo he leído cuentos. Me asustaron las instrucciones que pone para leer Rayuela.  LA CONFRONTACIÓN CULTURAL Arguedas y sus contemporáneos Los siguientes dardos apuntan a identificar la personalidad del autor, pero principalmente la relación de éste con lo que se ha dado en llamar la ‘opinión oficial’ de la literatura latinoamericana. Se ha comenzado esta nota calificando al autor como ‘el escribidor de mitos’, y se ha tomado este atajo para llegar a este capítulo, a saber: la conflictiva y tirante relación del peruano con sus contemporáneos. Y por lo que leeremos más adelante, creo que el calificativode escribidor de mitos se ajustaría más a la versión oficial de la época. La polémica más reconocida en las letras latinoamericanas de la época es la confrontación entre Arguedas y Cortázar. El debate se origina en la crítica 26 Comentario sobre el aporte de la obra de Arguedas Quedé, pues, merecidamente eliminado, por el momento, de entrar en ese palacio», en José María Arguedas, El zorro de arriba y el zorro de abajo, Buenos Aires, Losada, 1971, pp. 17-18. este es el meollo. Analistas como Rodrigo Montoya o Carlos Cousiño, entre otros; dan cuenta del sesgo utilizado por Vargas Llosa en el análisis. El enclave político que utiliza Vargas Llosa para analizar la obra de Arguedas, produce el distanciamiento, en primer lugar del escritor con la obra de Arguedas, pero evidencia aún más el distanciamiento suyo con la realidad peruana. Una primera lectura de la Utopía arcaica, llevaría a la interpretación del decaimiento de las sociedades preincaicas, curiosamente en las décadas que como estallido social surgen a la escena política, precisamente los movimientos indígenas, a recordar: Chiapas en México, los levantamientos indígenas en Ecuador, Bolivia, el resurgir del pensamientos ancestral en el continente y que defiende precisamente el carácter multi cultural de las sociedades, la defensa de las costumbres, de la tierra, de las lenguas. Se cita a Rodrigo Montoya: “Sin ninguna ambigüedad propone (Mario Vargas Llosa) escoger: modernidad o utopía arcaica; progreso o pasado; individuo o colectividad (tribu); racionalidad occidental o irracionalidad del resto; presente o pasado”, y con esta cita se deja por el momento este debate, y se recomienda la lectura y análisis crítico de la Utopía arcaica, con una perspectiva actual, pero ante todo insistir en el reconocimiento de la obra de Arguedas y su significación, en el centenario de su nacimiento, que pasó desapercibido. De Fuentes dirá más adelante: « ¡Ah! La última vez que vi a Carlos Fuentes, lo encontré escribiendo como a un albañil que trabaja a destajo. Tenía que entregar la novela a plazo fijo. Almorzando, rápido, en su casa. Él tenía que volver a la máquina». Si se resalta el tono de ironía y hasta de sarcasmo que utiliza al referirse a algunos de sus contemporáneos, se puede identificar el distanciamiento de su personalidad para con el mundo europeo. Cuando dice sentirse eliminado de “entrar en el palacio” o cuando califica de “europeo ilustre que habla castellano”, o la actitud creativa de un escritor que “trabaja a destajo”, son sin duda expresiones que obviamente en su época, nos haría entender que Arguedas no necesariamente contaba con el saludo oficial en su quehacer literario. Es Manuel Alcides Jofré de la Universidad de Chile, uno de los investigadores que años más tarde abren luces a lo que podría ser el comienzo de la revalorización del peruano, con esta cita: “La muerte de Arguedas, esto es, su suicidio, en 1.969, cerró violentamente su obra y originó una serie de estudios importantes. El mismo año 1.969, William Rowe concluye su ‘Contribución a una bibliografía de José María Arguedas’, que incluye toda su obra en los géneros de novela, cuento, poesía, ensayo y traducciones del quechua al español. Gladis C. Marín, en su obra La experiencia americana de José María Arguedas, estudia Warma kuya’, exponiendo bien la oposición entre vida y muerte en el relato. Lo materno, lo femenino, lo natural, lo musical son estudiados como componentes esenciales de la quebrada. También aportó Antonio Urrello con su libro José María Arguedas: El nuevo rostro del indio, una estructura mítico-poética. Finalmente, la publicación del volumen José María Arguedas, en la serie 'Valoración múltiple', en Cuba, difunde por Latinoamérica una recolección de más de cincuenta estudios y testimonios sobre su obra y su vida. Otro capítulo de interés para el tema que nos ocupa es la opinión que el ahora Premio Nobel de Literatura 2.010, Mario Vargas Llosa hizo en 1.996 sobre el trabajo de José María Arguedas, en mi opinión unas apreciaciones no rigurosas y quizás no autorizadas para la identificación de los valores que se intentan mostrar alrededor de la obra. Mario Vargas Llosa escribe en 1.996, La utopía arcaica, José María Arguedas y las ficciones del indigenismo, trabajo en el que resume al autor en mención como “indigenista, antimoderno y antimestizo”. Importa aquí no desmerecer el punto de vista del escritor hispano peruano Mario Vargas Llosa, sino identificar precisamente ese ‘punto de vista’ que utiliza en la Utopía arcaica para acercarse a la obra de Arguedas. Y  ACERCA DE TODAS LAS SANGRES «una integración entre ambos mundos que en la realidad histórica no se ha realizado y acaso no culmine jamás» José María Arguedas Todas las sangres es una obra polémica. Esta novela refleja la relación entre la vida del autor y su obra, cuyo rasgo es la pretensión de reflejar, o dar en el centro de una diana apuntando una condición social, económica y política que marcará, no únicamente a los pueblos de Paraybamba y San Pedro, sino la cultura política de las siguientes décadas de los países andinos, fenómeno a sintetizar: el desmoronamiento de las haciendas de rasgos feudales, las que se enriquecieron a base de la explotación a los indios como extensión del colonialismo peninsular al sojuzgamiento criollo, y sobre este desmoronamiento la intromisión del capital y las transnacionales sobre los recursos energéticos de suelos vírgenes, que como consecuencia trajo; por un lado, el cambio de relaciones de poder de las sociedades andinas, la modernización atrofiada de las sociedades debido al cambio de actividades agrarias por las agroexportadoras, en primer lugar y las actividades extractivas en segundos lugar, el desplazamiento y transformación de las sociedades de campesinas a urbanas y el aparecimiento de grandes urbes con satélites suburbanas. Hoy en día resulta asequible contextualizar la novela en su dimensión socio política, pero no lo era en 27 Comentario sobre el aporte de la obra de Arguedas 1.969. La maldición y muerte del viejo Werak’ocha (Don Andrés) el hacendado mayor y su derrumbe simbolizan precisamente este contexto sociocultural. Para corroborar estas ideas, se refuerza con lo dicho por Carlos Cousiño Valdés “La operación llevada a cabo por el indigenismo y reconocible en la obra de Arguedas es simple: identificar a la Iglesia con un aparato de dominación sin reconocerle presencia cultural. La Iglesia, los curas, aparecen del lado del gamonal, del explotador, siendo incluso peores que ellos. “Ni el gamonal que explota al indio, ni el soldado que lo reprime, son tan duramente retratados en Los ríos profundos como el cura que inculca la resignación a las víctimas y combate la rebeldía con dogmas” . Y añade sus aportaciones en el plano de las relaciones de poder que se configura en los estados de América Latina, y que actualmente tienen aquella tara fundacional: “El Estado ha sido una figura tradicionalmente irrelevante en las sociedades latinoamericanas. En muchos casos, incluso hasta el día de hoy, es incapaz de cumplir con dos de sus atributos esenciales: monopolizar el uso de la violencia y cobrar los impuestos (…) No es por ello de extrañarse que la forma política predominante en nuestro continente sea el populismo: basado tradicionalmente en la lealtad que genera el gasto público. Las consecuencias de ello son conocidas: el modelo clásico del populismo sumió a nuestras sociedades en crisis hiperinflacionarias (Perón, Allende, Alan García)“. existencia de estos rasgos, pero esta constatación no es una vacía proposición folclórica, sino más bien, la constatación de las cambiantes formas de relación que se producen mientras los sujetos aparentemente conviven en una misma realidad. A Arguedas se le puede atribuir el impulso y la recuperación del uso de lengua quechua en el Perú, se le puede atribuir la posterior identidad de las comunidades nativas, de su identidad, sus lenguas, sus culturas, su cosmovisión, que apenas en la década del 80 resurgen ya como sujetos políticos en varios países suramericanos. Pero se le puede atribuir también el debate ideológico que ya no daría cuenta únicamente de la existencia de estas comunidades como anexos de los estados mestizos, sino como protagonistas capaces de articular estados más universales, pero con firme base en su particularidad. Con esta cita de Arguedas se termina esta serie de reflexiones, se deja que sea su propia vitalidad la que plante un sendero, y dice: «...Quizá conmigo empieza a cerrarse un ciclo y a abrirse otro en el Perú... se cierra el de la calandria consoladora, del azote, del arrieraje, del odio impotente, de los fúnebres “alzamientos”, del temor a Dios y del predominio de ese Dios y sus protegidos, sus fabricantes; se abre el de la luz y de la fuerza liberadora invencible del hombre de Vietnam, el de la calandria de fuego, el de Dios liberador, Aquel que se reintegra. Vallejo era el principio y el fin». -----------------------------------------------  A MANERA DE CONCLUSIÓN Interesa resaltar la trascendencia de José María Arguedas principalmente por la significación de su obra y su vida como una de las vertientes más sólidas de un posible pensamiento, que surgido desde su propia realidad tenga la capacidad de dar cuenta de la compleja problemática de las sociedades latinoamericanas. La mayoría de las interpretaciones sobre el sujeto político de cualquier país latinoamericano de las cuatro últimas décadas coincide en señalar al populismo, el caciquismo, la figura del dictador, el clientelismo como elementos que con uno u otro matiz se reproducen, asimismo el carácter de los Estados, las instituciones, el énfasis de las instituciones coercitivas, la corrupción, la utilización del poder de las instituciones sobre las sociedades, que no han sido otra cosa que la continua reconfiguración del poder de pequeños enclaves de poder que se rifan la riquezas de unos países sometidos a economías extractivas y dependientes. Otro elemento que suma el autor de Yawar Fiesta a la cultura latinoamericana y que ha sido reiteradamente señalado en esta nota tiene que ver con el debate sobre la influencia o la existencia de una cultura prehispánica en el universo andino. En Arguedas se vislumbra que efectivamente él estaba convencido de la (*) SU OBRA LITERARIA: Un total de seis novelas y una veintena de relatos componen la obra narrativa de José María Arguedas: la primera publicación en libro fueron los cuentos de Agua, 1.935, y su primera novela fue editada en 1.941, Yawar Fiesta. En la década de los cincuenta verían la luz Diamantes y pedernales, 1954 y su mejor narración, Los ríos profundos, 1.958. En los años sesenta publicó El sexto 1961, Todas las sangres, 1964 y Amor mundo y todos los cuentos, 1.967; en 1.971 conoceríamos su obra póstuma, El zorro de arriba y el zorro de abajo, novela inconclusa. (**) JOSÉ MARÍA ARGUEDAS, nace en Andahuaylas (Apurímac) el 18 de enero de 1.911. Su padre, un abogado viajero que al enviudar se casa con una terrateniente ayacuchana. De esta señora se dice que recibe malos tratos y discriminación, y el niño José María se refugia en el cariño de los peones de la hacienda. En 1.931 ingresa a la universidad San Marcos, de Lima. Su primera publicación aparece con el título de Agua (cuentos) y Yawar fiesta, es su primera novela. Se desempeña como funcionario público en el Ministerio de Educación, la Casa de Cultura, el Museo de Historia. Ejerce de catedrático en las universidades San Marcos y la Molina. (***) INDIO, INDIGENISMO: No me atrevería a encasillar a su obra dentro de las bibliotecas modernas dentro del género indigenista, concepto este que debería ser debatido con nuevos aportes, porque el contenido mismo de su concepto ya trae consigo posiciones ideológicas y políticas, propios del actual debate contemporáneo. 28 Página Zero REVISTA DE POESÍA Editada por la Asociación Zero´s Publisher de Eivissa. Registro Illes Balears Nº 4598 NIF G57160368. Impreso en España, noviembre 2010. Para suscripciones, inquietudes o enviar colaboraciones. Contactar vía correo electrónico: efrainuk@yahoo.es, cronicala na@gmail.com Página Zero no se hace responsable de originales y colaboraciones no solicitadas, además se reserva el derecho de su publicación de obras y trabajos envíados. Los derechos de autor de cada uno de los poemas de los colaboradores de esta publicación corresponde a cada autor, por lo que la revista no autoriza su reproducción total o parcial. Esta publicación contó con el apoyo parcial del Consell de Eivissa mediante subvención anual otorgada a la Asociación Zero´s Publisher. Ibiza celebró la IV edición del Encuentro Internacional de Literatura Puerto Mediterráneo del Libro, del 3 al 13 de marzo 2.011. http://re-versosibiza.blogspot.com http://es.scribd.com/doc/44578238/PAGINA-ZERO-Revista-de-poesia La publicación de la primera edición de Página Zero revista de poesía alcanza a 1.000 lectores entre la edición impresa y la página de SCRIBD
Comments
Top